sábado, 24 de diciembre de 2011

Le decían tuerca

Quien lo sabe no lo cuenta, quien lo dice se da vuelta y a otra cosa mariposa. Si en éste país no todo lo que abunda es soja y grandes mesetas...
Para un cachito!
Si se cambia no sabes, si viene ya está todo hecho. Cambialo de canal, ésta fiesta aburrió.
No la supiste ajustar y se te zafó.




Tu última tuerca

jueves, 17 de noviembre de 2011

Run

Mirando desde lejos con calma, viendo el mundo girar, viendo el mundo volverse cada vez más loco..
Y yo sigo acá, intentando hacer volver a mi persona, aquella paciente y payasa niña de hace un par de años atrás. Loca como siempre, para bien y para mal.
Siento que mi cabeza está despedazada y que cada parte necesita su reparación para volver.
Volveré? Volveré y sentiré lo mismo que hoy ?
O me daré cuenta de que estoy viviendo un sueño jamás imaginado?
Un sueño que en parte me hace feliz y en parte me hace retroceder en la sutil reparación de mi cabeza, en fin.. hay que vivirlo todo para saber.
Hoy tengo la suerte de haber vivido demasiado rápido un millón de cosas, de las cuales prefiero callar la mayoría de ellas, siendo de mi necesidad contar solo algunas de las cuales me sorprendo. Pero aprendí, que el que quiere sin poder no puede, el que arriesga no gana y el que pierde se lleva la mejor parte, el haber podido levantarse y aprender que esa piedra jamás hay que volver a pisar. Y si lo volvés a hacer, como lo hice yo, es porqué la primera vez no fue lo demasiado dolorosa como para no volver a hacerlo.
Y hoy aprendí, entre muchas cosas, que cuando queres a una persona, la aceptas con la mochila que venga.
Yo acepté y acepto todo de las personas que espero que acepten mis acciones, mis preferencias y mi mochila..
He dicho.

jueves, 14 de julio de 2011

Bum

Siento mi cabeza a punto de estallar, capaz de liberar en focos dispersos tanta locura acumulada. Hoy, parada estática en la linea de partida, en el lugar que siempre soñé estar algún día, me surge la necesidad de retroceder algunos escalones y volver a mi antigua vida, esa que supe tener alguna vez, la cual tenia el tiempo necesario para disfrutar a mi antojo de lo que se me cruzara por mi maldita cabeza cada vez que quisiera.
Reniego del tiempo que es cada vez más mezquino. Suspiro y vuelvo a empezar.
Sincronizo mi vida a la par de mis días, insuficientes y acelerados. Me desespero, hago una pausa y vuelvo a arrancar.
No encuentro la geografía necesaria para poder entender a donde va todo esto.
No entiendo.
Un frío incesante corre por mis venas cada vez que hago eso que siento incorrecto y que, ambiguamente, me hace sentir tan viva.
Siento infinidad de sensaciones confusas rondando en mi cabeza, y parada en cada una de ellas, las entiendo un poco menos.
Sensaciones extrañas sentidas en décimas de segundos, perdidas en el olvido.
Por momentos me olvido del mundo y sé, que el mundo se olvida de mi.
Lo indispensable, a veces, pasa a segundo plano.
Infinidad de cosas vagan por mi mente en este estado de suspensión cerebral, imposibles de poder escribirlas. Ya no encuentro esa forma sencilla de escribir o siempre que lo hago no estoy lo demasiada apta para hacerlo.
Se que todavía me falta mucho por vivir y que estoy viviendo cosas que todavía no tendría que haberlo hecho. De todas formas, intentaré hacerlo a mi manera.

Por más perdidos que estemos, al final de la historia, solo quedan los recuerdos..

sábado, 25 de junio de 2011

En caída libre

Un día cualquiera te acuestas a mi lado sin saber porqué, ni yo lo sé.
Demasiado tarde para comprender.
Miro nuestro silencio en caída libre, empapado en llantos de esclavitud, solitario viviendo en plena inquietud, lleno de suspiros volátiles.
Cayendo libremente junto al silencio, pagando el más caro precio, sin poder gritarle al mundo todo esto.
Sueños que tropiezan por ese miedo siniestro, sin sonido alguno interrumpiendo todo eso.
Ese silencio en caída libre, esperando que el suelo quiebre las almas, dejando envejecer todo deseo con el pasar del maldito tiempo.
Ese miedo que desgarra el interior con pasiones extrañas, arrancando la ira de un ser con el amargo placer de quererlo así.
Dejas escapar mi último aliento, dormitando en espacios sin gravedad.
Viviendo en la ambigua imaginación, arrastras al borde de un abismo mi razón, donde el silencio espera su muerte lenta.
Ese silencio en confusión, esperando una fallida y fría ilusión, de un golpe contra el suelo.


Es esa pieza que falta..

jueves, 23 de junio de 2011

At broadside of World

El sol brilla lejos de este mundo, definitivamente.
Mendigo en las calles en donde se deja, sin sentido y como tantos, absorber, embarrar y dejar semi inconsciente, casi a punto de paralizarse por no entender cómo ni cuando sucedió todo esto.
Se aguanta, apenas, esas ganas incesantes de tomar un bolso bien liviano e irse a otra parte, a hacer lo que se le antoje sin seguir ninguna regla, caminar sin destino fijo.
Vivir su vida rodando por ahí, echar un vistazo a lo lejos y parpadeando para ver como otros corren desesperados, con los ojos vendados, como huyen de nada persiguiendo alguna idea vacía del todo.
Y en ese mismo momento en donde su mente vuela más allá con todo lo que quiere hacer, vuelven algunas viejas imágenes empolvadas en el cajón de los recuerdos y cae en la idea misma de querer quedarse allí, tratando de entender y disfrutar de lo poco o mucho que el resto del mundo tiene para darle.
Es el rebelde que hay allí quien primero se da cuenta que está siendo absorbido por lo absurdo. Se revela, se desespera y luego algo le recuerda el porqué de todo esto.

Sólo quiere tener un lugar al costado del mundo..

jueves, 13 de enero de 2011

caos

te busco, te sigo, un castigo
no quiero, mendigo
sabés
yo se
sabemos, no podemos
callamos, miramos, corremos
un café, 20 minutos
no puedo, yo sigo, vos seguís
volvés, no estoy, no puedo
me buscás, te busco
nos buscamos
reimos, miramos, disimulamos
esperamos.
no estamos totalmente perdidos.

viernes, 10 de diciembre de 2010

este corazón tieso, con lagrimas retenidas
con frío en la venas, con alma sin vida



need help.

miércoles, 27 de octubre de 2010

A normal..


Cuando todo parece estar en orden, los planetas simétricamente alineados y los pies sobre la tierra, puedo decir que la puesta en marcha está lista. Mientras la vecina, con su máxima retención de anfetaminas, ácidos, lsd, paco y nose cuantas boludeces ingeridas, putea a los del censo por hacerle mil preguntas estúpidas acerca de la cantidad de televisores LCD y basura que posee, el perro de 5to piso comienza a torturarme la fucking cabeza y mi concuvino de piso se asoma por la ventana para mirar detenidamente el paso de la nada por las calles. Todo parece ser relativamente normal dentro de todo lo anormal que viví y seguiré viviendo hasta que me vaya de este puto edificio.
Me siento y escribo para evitar hacer cosas importantes de las cuales no tengo ni la más mínima idea. Me paro y camino para evitar bajar a matar al maldito perro, el cual ya parece estar agonizando por su propia cuenta.
Miro la heladera para ver si tengo anotado alguna cosa más importante que hacer, que sentarme a escribir las estupideces que estoy escribiendo, pero que al fin y al cabo me reconforta de alguna manera. Entonces, pongo música. Los Redondos empiezan a sonar a toda marcha y empiezo a escribir nuevamente como si ese click oportuno me hubiese salvado la vida.
Es escribir, no salvarse.
Pero, como tantas cosas nos hacen feliz, escribir es una manera de hablarme a mi misma e indirectamente a aquellas personas que no me animo a hacerlo. Escribir es respirar pensamientos, confesarse para aquellos que odiamos sentarnos a hablarle a algún hombre extraño que se hace pasar por dios.
Escribir es existir, para aquellos que nos recuerdan y aquellos que nos leen, fieles como nuestra sombra. Escribir es darle sencillez a todas esas cosas complicadas.
Entendieron ? Pues, no me interesa en lo más mínimo..
Paciencia es lo que ya no tengo y perdí desde hace un par de meses.
La buena noticia ? Murió Nestor K.
Ahora si voy a matar al maldito perro.