lunes, 13 de abril de 2009

Choose


El tal vez ya es una palabra ordinaria, algo demasiado común, igual o desigual al resto.. Ser, estar, existir, sobrevivir y hasta respirar son cosas que "tal vez" hasta el día de hoy cuesten demasiado. No hablo de alguien en particular, sino del mismo en particular, de lo general y lo absoluto, de lo mismo y lo opuesto, de la vida y el luto. Hoy en día cuesta, "tal vez", creer en algo o en alguien, en ese todo y en ese nada, cuesta creer en la vida, algo así "tal vez" semejante a la muerte. El glóbulo que encierra todo lo que se vive día a día, la felicidad y la desdicha, lo dicho y lo hecho, lo bueno y lo malo, hoy empieza a accidentarse, más "tal vez" a desmoronarse, a disiparse como el humo, a llegar al fin. Ese fin próximo a un nuevo camino, a un nuevo principio, a un nuevo destino. El boleto está a la venta, solo hay que tener el suficiente valor para ir vertiginosamente a buscarlo, aferrarse a ese nuevo empezar y comenzar a vivirlo, "tal vez" disfrutarlo, "tal vez" no. Pero la oportunidad esta allí, paciente en la espera de que alguien se digne a tomarla, a darle el vuelco oportuno a la vida para decir que al fin le ganamos al infortunio, a la hermosa calamidad que nos viene acosando lento y dolorasemente desde hace tiempo. Hoy es un buen dia para tomar una determinación, para fijar un objetivo, para dejar las cosas claramente ordenadas para volver a empezar. La vida nos permite nuevamente elegir y de eso se trata todo esto, de elegir..